martes, 2 de octubre de 2007

Cosas que no le enseñan a un Canario antes de venir a Madrid


Después de dos años viviendo fuera de mi isla sigo topándome con cosas de lo más cotidianas para el hombre peninsular que a mi personalmente me traen de cabeza. Por ejemplo, cuando solo llevaba dos semanas en Aranjuez mi casero me dijo que tenía que purgar los radiadores, y os parecerá estúpido, pero yo pensé “¿Qué cojones tiene eso, chinches?” ¡Por supuesto que no tenia chinches pedazo de imbecil !. De mis meses en Aranjuez descubrí algo tan sencillo como que no solo el vao empaña los cristales de los coches. Rocha y yo jamás habíamos visto una helada, que recordemos, en un coche, así de simple… con lo que la propia rocha decidió sacarle una foto a los cristales de un SEAT, mientras Gabri poco más que nos insultaba por paletos. En clase la verdad es que con no hablar es suficiente para no cagarla por culpa de seseo, no es que me arrepienta de mi acento pero sabed algo. Los zapatos “Zuecos” no son se Suecia, aunque lleves veinte años llamándolos Suecos. Después de instalarme en la gran ciudad vi que el hombre Madrileño, tan atareado como siempre, no tiene tiempo para esperar a que te pares en un pasillo del metro en hora punta. La somanta de codazos que he tenido que recibir para auto educarme en el arte de la chulería al andar, si no hubiese aprendido a día de hoy tendría que ir a pie hasta centro XD. Otra cosa importante del metro y los lugares con grandes aglomeraciones de gente es, ponerse siempre a la derecha en las escaleras mecánicas, para dejar paso a los que tienen más prisa, y bajo ningún concepto cojas las escaleras normalitas, ya que vas a parecer el chico del anuncio de pascual, “yo molo y soy sanote subiendo a pata”.
En cuanto a los hábitos alimenticios también precaución. Si un día decides llamar al chino no solo vas a tener que intentar disimular el acento y no decir cosas como “fleje” sino que vas tener que utilizar un castellano más institucionalizado. Esto en si no parece un problema, pero visto desde fuera puedes imaginarte a un servidor intentando pedir un arroz tres delicias como si yo fuese nacido en Soria a una pobre chica que lleve un año con el castelleno..muy raro :S. Mi reto personal por antonomasia siguen siendo las persianas, menuda gilipollez, lo se, pero es que en mi tierra las ventanas son de más de un vidrio y se cierran con puertecita

3 comentarios:

Anónimo dijo...

cojones canario!!! adelantate una hora ya a ver si espabilas!!! jajajaj adivina quien soy campeon XDDDDD

Bisirru-blog dijo...

hola alberto...

N o e e e e :3 dijo...

Pues deja que vaya yo... que entre que no se lo que es meterse en el metro, que me pierdo en la laguna, asi que imaginate donde puedo acabar en un sitio en el que todas las esquinas se parecen, que el acento madrileño me resulta extrañisimo (supongo que el mio a ellos tb Ô_o)... me veo entrando en un bar pidiendo un saperoco... mirando a los chinos esos que te venden la cerveza asi *___* ... y como vaya en invierno y nieve o haya una helada y de esas cosas que aqui no hay (yo solo he viajado a sitios calidos y soleados, ñiiiiiii xDDDDDD) entre la cara de estúpida ilusión que voy a poner, y que no se ir abrigada xq no me puedo mover y me estreso... se van a reir de mi Ô__ó jú T3T